Las mujeres de los hombres más adinerados del mundo - Newsbeens.com

Las mujeres de los hombres más adinerados del mundo

En la actualidad, observando el camino al éxito de muchos hombres de negocios, un montón de gente -no sin cierto grado de envidia- repite que “detrás de cada gran hombre hay una gran mujer”. Esta frase podría ser una síntesis perfecta del presente artículo… si no fuera que la mayoría de las féminas de las que queremos contarte aquí trabajan a la par con sus esposos, acompañándolos en el camino. ¡Permítenos demostrártelo!

Mackenzie Bezos

El primer párrafo va dedicado a todos los que alguna vez en su vida han comprado algo por Amazon. ¿Están listos para una sorpresa? La sonriente dama de la primera fotografía es -o, mejor dicho, hasta hace poco fue- esposa de su fundador y madre de sus cuatro hijos.

Incluso después de divorciarse de Bezos, esta filántropa, escritora y presidenta de una respetada organización anti-bullying ha salido ganando. El matrimonio contraído en 1993 y concluído a principios 2019 hizo de ella la tercera mujer más acaudalada del planeta, pero en mayo se comprometió a donar al menos la mitad de sus ingresos ¡a las instituciones caritativas!

Melinda French Gates

La siguiente posición en la lista ocupa la mujer del globalmente venerado creador de Microsoft. Su relación con Bill Gates comenzó en 1987 y todo indica que se va fortaleciendo con el paso del tiempo. Más de 30 años, 3 hijos y varios miles de millones de dólares después la pareja sigue tan feliz y estable como al principio de su noviazgo.

Además, los dos cónyuges comparten numerosas aficiones y son unos verdaderos cerebritos (basta con decir que el primer trabajo de Melinda consistía en enseñar a los niños a programar, le encantan las ciencias exactas y es reconocida por su filantropía). Con todo ello, no es de extrañar que desde hace años ocupa los puestos más altos en la lista de las 100 mujeres más poderosas elaborada por Forbes…

Hélène Mercier-Arnault

¿Qué tiene que ver esta destacada pianista canadiense con el mundo de los hombres y de las grandes fortunas? Resulta que mucho. Su marido, Bernard Arnault es un verdadero hombre de negocios: Louis Vuitton, Hennessy, Moët, Carrefour, Christian Dior son nombres de solamente algunas de las empresas en las que es accionista o presidente.

En julio de 2019 fue proclamado el primer hombre europeo cuyo caudal superó 100 mil millones de dólares. Es también un gran coleccionista de las obras de arte (aunque siempre repite que su esposa es la más preciada de ellas). Ya que llevan juntos casi 30 años y tienen 3 hijos que también son músicos, es imposible no creer en sus palabras.

Priscilla Chan

Mark Zuckerberg es otro destacado hombre de negocios con una gran fortuna en la cuenta que decidió compartir su vida con una chica súper lista, conocida todavía durante la carrera universitaria. El carismático creador de Facebook comenzó a salir con Priscilla (una niña prodigio con doctorado en medicina) cuando los dos estudiaban en Harvard.

Se casaron en mayo de 2012, tienen 2 hijos, un montón de dinero y unas ambiciones tan grandes como sus corazones. A lo largo de su relación, cumpliendo los deseos de Priscilla, la pareja gastó varios miles de millones de dólares en obras de caridad relacionadas sobre todo con la educación, cuidados sanitarios y ciencia.

Astrid Menks

El siguiente ejemplo es una muestra patente de que una pareja puede vivir feliz aunque tarde en llegar al altar. A Astrid Menks y el multimillonario Warren Buffett les tomó cuatro décadas formalizar su unión. Todo porque el hombre primero pasó 25 años felizmente casado con su primera esposa, Susan.

La humilde camarera originaria de Letonia llegó a sus vidas tras 25 años juntos, y llegó para quedarse. Tanto Susie, como los hijos que tuvo con Warren, aceptaron su presencia en casa, por más insólita que pareciera la idea de un triángulo amoroso de esta clase. ¿Cuál es el secreto de su felicidad? ¡El respeto mútuo y mucha paciencia!

Flora Pérez Marcote

El siguiente caso también se basa en una relación extramarital y unas cantidades astronómicas de dinero. Amancio Ortega Gaona, el jefe de Inditex, al que pertenece aunque sea la famosa marca de ropa, Zara, conoció a Flora Pérez Marcote en el trabajo y durante años estuvo sentimentalmente involucrado con ella.

Aunque la hija que ambos tienen en común nació en 1984, recién en 2001 decidieron dar el “sí, quiero”. A pesar de su origen humilde, el ascenso “de dependienta a dueña”, como suelen describir su situación los críticos más acérrimos de Flora, no le ha cambiado. Tranquila, delicada y con un buen gusto para la moda, hoy en día supone un pilar de la empresa y siempre apoya a su esposo en todo.

Miranda Kerr

Tras terminar su matrimonio con el astro de Hollywood, el actor británico Orlando Bloom (con quien tiene un hijo), esta flamante modelo australiana, conocida por ser uno de los angelitos de la marca Victoria´s Secret encontró la felicidad en brazos del creador de Snapchat, Evan Spiegel.

La pareja contrajo nupcias en el año 2017 y de inmediato dio la bienvenida a su primer y segundo hijo. A pesar de las críticas provocadas mayormente por las anteriores afirmaciones de la bisexualidad de la mujer y la diferencia de edad que existe entre los dos, parece que no pueden estar más enamorados. Al final, ambos son guapos, jóvenes y ricos… ¿Se podría querer algo más de la vida?

Lucinda Southworth

La última pero no menos importante es la poseedora de una de las sonrisas más bonitas, y de los ojos más azules de su categoría. Esposa de Larry Page, una parte del dúo fundador de Google, es una mujer tan bella y elegante, como aplicada. El hecho de provenir de una familia de clase alta y criarse en el entorno repleto de intelectuales le ha ayudado a convertirse en investigadora científica…

…Con lo que, dicho sea de paso, conquistó el corazón del creador del motor de búsqueda más famoso del planeta. Se casaron en 2007, tienen dos hijos y ante todo valoran su privacidad. Se sienten tan completos y a gusto con su vida que no necesitan compartir sus detalles con nadie. De hecho, Lucinda ni siquiera tiene cuentas en redes sociales. ¡Envidia sana!

Fuentes: Pixabay / Instagram / Ranker