Aunque desde la muerte de Lady Di han pasado años, nuevos datos curiosos sobre ella no dejan de aparecer... - Newsbeens.com

Aunque desde la muerte de Lady Di han pasado años, nuevos datos curiosos sobre ella no dejan de aparecer…

Uno de los acontecimientos más trágicos de los últimos años del siglo XX fue la inesperada muerte de Diana, princesa de Gales. El 31 de agosto de 1997 la mujer perdió la vida en un accidente de tránsito en Francia. Ya que a lo largo de su vida fue constantemente observada (y duramente criticada) por los medios de comunicación británicos e internacionales, no es de extrañar que más de dos décadas después de su fallecimiento la gente sigue interesada en su historia. Si eres una de estas personas que sienten curiosidad por Lady Di, has hecho bien al elegir este artículo. ¡Prometemos enseñarte cosas nuevas!

1. El beso

Después de contraer matrimonio en la Catedral de San Pablo el 29 de julio de 1981, Diana y el Príncipe Carlos se ganaron el cariño del pueblo británico rompiendo el protocolo real. La gente acumulada en las afueras de la iglesia estaba esperando un beso de los novios, y sin pensarlo dos veces, los recién casados decidieron hacer caso a sus gritos. Desde aquella muestra de amor comenzó una nueva época: ¡incluso William y Harry tomaron a sus padres como ejemplo!

2. Los votos

Hablando de marcar nuevas tendencias, la siempre dulce y tímida princesa de Gales se convirtió en primera mujer que omitió la palabra “obedecer” en su juramiento. Treinta años más tarde, durante su propio casamiento Kate Middleton hizo exáctamente lo mismo, “limitándose” a “amar, consolar y respetar” al príncipe William. Por fortuna, estaba al tanto de los cambios en los votos.

3. La educación

Como muchas personas provenientes de las familias que pertenecían a la clase alta de la sociedad inglesa, Diana estudiaba en casa hasta llegar a los 9 años de edad. Después del divorcio de sus padres fue admitida a Riddlesworth Hall en Norfolk, donde residían sus familiares, y al cumplir los 12 comenzó a asistir a la prestigiosa West Heath Girl School. No obstante, la futura princesa de Gales tuvo sus tiras y aflojas con la educación…

4. Los resultados

A los 16 años de edad, Diana tuvo que abandonar West Heath Girl School debido al hecho de haber suspendido uno de los exámenes dos veces seguidas. Fue entonces cuando su padre decidió mandarla a una escuela secundaria en Suecia. Si bien no era una estudiante ejemplar, tras terminar su educación logró dar con su verdadera vocación: trabajaba como maestra en un jardín de infantes ¡y le encantaba!

5. El baile

Que no te sorprenda la foto con Jon Travolta. Durante toda su jueventud, Lady Di soñaba con ser bailarina profesional. De niña asistía a las clases de ballet, pero su alta estatura pronto le impidió continuarlas. Siempre admitía que el movimiento le ayudaba a relajarse y era una verdadera amante de los deportes (una excelente nadadora, jugaba al ténis, le gustaba esquíar…). Además, tocaba el piano y tenía una buena voz.

6. Las citas

Aunque es verdad que el príncipe Carlos (12 años mayor que ella) se enamoró de Diana cuando todavía era muy joven, la primera en ser su novia fue su hermana mayor, Sarah. Su relación no llegó demasiado lejos, ya que la joven al final admitió que no sentía nada por el heredero al trono… La dulce Di se convirtió en la prometida de Carlos a sus 19 y se casó con él… un año más tarde. ¡Todo por la presión por parte de la familia real!

7. El anillo

Pese a que los anillos de compromiso para los miembros de la familia real desde hace siglos se hacen por encargo, el de Diana fue elegido de un catálogo. La futura princesa se sintió encantada por una de las propuestas de la joyería Garrard. El anillo de oro blanco, compuesto de un zafiro de 12 quilates rodeado por 12 pequeños diamantes ahora pertenece a la futura reina consorte, Kate. Se lo regaló el príncipe Harry, quien había heredado la joya tras la muerte de su madre.

8. Los gustos

A pesar de haberse criado en un entorno más que privilegiado, Lady Di fue una mujer de gustos sencillos. Su postre preferido fue el pudín de pan y manteca (de acuerdo con las palabras de su chef personal, Darren McGrady, muchas veces se quedaba sentada a la mesa de la cocina del Palacio de Kensington, esperando que se lo preparara) y el color que más le gustaba llevar puesto fue el rosa.

9. La caridad

El título de la reina de corazones no le fue puesto al azar. En su tiempo, decidió poner en subastas 79 de sus más bellos vestidos para recolectar dinero. Fue el joven príncipe William, quien le dio esa idea a la hora de tratar de inventar una manera para donar fondos a las organizaciones relacionadas con la SIDA y el cáncer de mama. La famosa Christie´s de Nueva York logró cobrar casi 6 millones de dólares en las subastas llevadas a cabo tan solo dos meses antes del fatal accidente que terminó con la vida de Diana.

10. La lycra

Diana no solo ha llegado a revolucionar la vida de los poseedores de la llamada sangre azul, sino también la de la gente común. Por ejemplo, si en la actualidad podemos ver a las chicas saliendo del gimnasio con unos shorts de lycra, has de saber que es gracias a su influencia. La princesa de Gales fue fotografiada vestida de esa manera en reiteradas ocasiones, e incluso Khloe Kardashian hace tiempo lo reconoció.

11. El vestido de novia

El atuendo más famoso perteneciente a la primera esposa de Carlos fue adornada con 10.000 de perlitas y piedrecitas brillantes, mientras que el velo medía 25 metros y fue el más largo en la historia de las bodas reales. Para fomentar la alta costura de su propio país, Diana decidió pedir ayuda a una pareja de modistas ingleses: David y Elizabeth Emanuel. Hasta el día del casamiento, el diseño de la impresionante prenda fue el secreto mejor guardado en el mundo de la moda.

12. El jardín de infantes

Cuando llegó el tiempo del comienzo de la educación escolar del príncipe William, Diana volvió a romper moldes. Por primera vez en la historia de la monarquía, un futuro heredero al trono empezó a asistir a uno de los jardines de infantes de Londres, en vez de contar con los tutores del palacio. A diferencia de otras integrantes de la familia real, Lady Di insistía en que sus hijos tenían que ser críados como los demás niños de su edad.

13. La estatura

El tema de la altura de Lady Di y su marido es un tema bastante polémico. Muchas personas llegaron a preguntarse por qué en las fotos posadas la mujer siempre parecía más bajita que él, si ambos tenían la misma estatura (1.78m). La respuesta puede sorprender: según el protocolo real, es importante demostrar que nadie puede ser superior que el futuro rey, y se lo tiene muy en cuenta también a la hora de sacar fotografías…

14. Los amigos

Además de demostrar su cariño a la gente común, la princesa de Gales era amiga de muchas personas famosas. Entre los más destacados de sus seres queridos se encontraban: músicos (Luciano Pavarotti, Elton John, Freddie Mercury, Liza Minelli), diseñadores y personas relacionadas con el mundo de la moda (Gianni Versace, Naomi Campbell, Anna Wintour) y actores (Goldie Hawn y Kurt Russel).

15. La abuela

Si crees que Diana y Sarah Spencer fueron las personas más cercanas a la corte británica, estás muy equivocado. La abuela materna de la princesa de Gales fue la dama de compañía oficial de la Reina Madre. Ya que durante muchos años la mujer cumplía función de su asistente personal, logró entablar amistad con la abuela del príncipe Carlos. En opinión de muchos, fue ella quien organizó sus primeras citas con la joven Lady Di.

16. Los pasatiempos

Si bien mucho se podría decir sobre lo posesiva que era la princesa de Gales cuando de sus hijos se trataba, gracias a sus propias aficiones, durante su infancia William y Harry han podido hacer cosas que no eran propias de los príncipes. Los tres pasaban tiempo haciendo deportes acuáticos, viajando por todo el mundo, conociendo distintas culturas y probando platos exóticos.

17. La tumba

Pocos saben que el lugar del eterno descanso de Diana no es una catedral. Aunque el plan principal suponíauna niche de la iglesia perteneciente a la familia, finalmente se optó por una locación más privada. La tumba de la “Princesa del Pueblo” se encuentra en una isla, en el medio del Lago Oval, en el terreno perteneciente a su propia familia desde hace más de 500 años, llamado Althorp Park. De hecho, el cada vez peor estado en el que se encuentra el monumento no deja de crear polémicas entre las personas interesadas en su vida y muerte…

Fuente: Instagram