Tiene 9 años y ya ganó el título de Miss. Antes de visitar los especialistas lucía totalmente diferente - Newsbeens.com

Tiene 9 años y ya ganó el título de Miss. Antes de visitar los especialistas lucía totalmente diferente

Aunque se podría creer que los concursos de belleza son eventos reservados únicamente para las personas mayores de edad, en la actualidad somos testigos de la creciente popularidad de los programas tales como “Toddlers & Tiaras” (“Princesitas”) que ponen todo su empeño en demostrar todo lo contrario. Si bien para gustos están los colores, los eventos de este formato no dejan de generar mucha controversia.

Sus críticos más acérrimos subrayan que las competencias de este tipo en realidad tienen un impacto negativo en las niñas. Aunque los orgullosos padres no ven nada malo en animarlas a tomar parte en ellas, los psicólogos advierten que las jóvenes concursantes están sometidas a una gran presión durante todo el proceso. En otras palabras, en vez de jugar y divertirse, ¡pierden los momentos más preciados de su infancia!

La niña que protagoniza nuestro siguiente artículo pertenece a este peculiar grupo de las “Pequeñas Miss”. De hecho, en su caso parece que el interés por los concursos de belleza viene de familia… A continuación te revelaremos no solo su historia, sino también las fotos en las que sale completamente al natural. Quédate con nosotros: ¡te vamos a sorprender más de lo que crees!

Esta hermosura de ojos claros se llama Paisley Langworthy, es estadounidense y nació en 2010. A sus nueve añitos de edad ya puede presumir de ciertas distinciones otorgadas a las nenas más guapas de su edad. Pero ¿qué es lo más extraordinario de ella? Sin lugar a dudas, las facciones de su cara en versión sin maquillaje. Antes de que te lo demostremos, ¡conócela un poco mejor!

Todo por la corona

Al igual que muchas otras muchachitas nacidas, ya sea, en los EE. UU., o en alguno de los países latinos, Paisley es una gran aficionada a los concursos de belleza infantil. De hecho, las fuentes a las que hemos tenido la suerte llegar indican que ya a sus tres añitos tomaba parte en algunos de ellos. Aunque lo cierto es que al principio solamente acompañaba a sus hermanas mayores (porque todas se ven perfectas)…

…no tardó en demostrar que ella también podría llegar lejos. Así es: todas las hijas de los señores Langworthy: Audrey, Bailey y Paisley, son conocidas entre los organizadores de las competencias dedicadas a las futuras miss: además de participar en ellos, ¡tienden a posicionarse en unos puestos realmente altos! Aparentemente, la protagonista de nuestra historia debutó…  ya a los 3 años de edad, aunque sin éxito.

Esta chica tiene 9 años

Hoy, seis años después, la nena demuestra una seguridad de sí misma tan impresionante que podríamos pensar que nació compitiendo. En cada una de las fotos que expone en su cuenta oficial de Instagram vemos a la sonriente Paisley, ostentando unos llamativos atuendos, maquillaje profesional y los momentos más importantes de su -hasta el momento corta- carrera. Al fin y al cabo, la práctica hace al maestro.

Y aunque muchos critican a los padres de la niña y su estilo de criarla, aunque sea por permitirle posar a las fotos que aparentan “adultas”, entre las fotografías que fueron posteadas en su cuenta hay algunas en las que luce casi irreconocible. A diferencia de otras concursantes de su edad, Paisley no lleva maquillaje todo el tiempo. Entonces, ¿cómo luce al natural? Estás a punto de descubrirlo.

Hermosa desde siempre

La siguiente toma es una clara muestra de que la niña de la que estamos hablando nació con una estrella. Si bien todos los padres siempre opinan que sus retoños son los más bonitos de todos, de pequeña Paisley parecía una muñequita de porcelana… Y, ya que su encanto no se discutía, fue probablemente entonces cuando comenzó su aventura con los concursos de belleza.

Si no estás seguro de cuál de las dos es ella, te ayudamos: a base de la diadema llevada por la chica de atrás, nos arriesgamos a suponer que esta foto fue sacada a la vuelta de una de las competencias en las que la hermana mayor de Paisley quedó galardonada. Por cierto: aunque estos tiernos rizos en la cabeza de la menor hoy ya no existen…

Paisley sauté

…Sigue fiel a su gusto por los lazos en el cabello. La joven dama que se puede apreciar más adelante, en la cabina de pilotos es, ni más ni menos, Paisley sin maquillaje. Si te ha costado reconocerla, te aseguramos de que no eres el único. ¡No faltan personas que incluso opinan que al natural la niña luce “común” y no hay nada de extraordinario en su aspecto!

Es imposible no darles la razón: al menos en parte. Tanto ella, como las demás nenas decididas a participar en los concursos de belleza y sobresalir, tienen que someterse a toda una metamorfosis. Los padres -a menudo cegados por la visión de la victoria-, desde luego, hacen todo lo posible para ayudar a embellecer a sus hijas. Tristemente, los resultados de tal locura no siempre traen consecuencias positivas.

Para lucir…

En algunos casos, las pequeñas damas pasan largas horas preparándose para el show. Las extensiones de pelo, pestañas artificiales, manicura profesional, prótesis dentales y toneladas de maquillaje son su pan de cada día. El toque final lo garantizan cientos de atuendos lo bastante ajustados para ser descartados como ropa de niñas de su edad. Como vemos, ¡fuera del escenario la señorita Langworthy se ve bastante cambiada!

O, mejor dicho, por fin parece ser una niña de su edad. Pero a pesar de su look dulce e inocente, la verdad es que en su Instagram prevalecen fotografías de otro tipo. Por si fuera poco, algunos de los comentarios prueban que la pequeña candidata a Miss supone una fuente de inspiración para otras nenas y sus padres. Basados en su ejemplo, se nos ocurren un par de dudas más.

Primero, si la diferencia visual entre Paisley con y sin maquillaje es tan abrumadora, ¿cuál exactamente es el objetivo de los concursos de belleza infantil? No deberían ser juzgados los artistas de make-up y estilistas que tanto se esfuerzan en convertir a las jóvenes competidoras en unas mujeres quasi-adultas? ¿Quizá con esto por lo menos harían cesar las críticas de dichos eventos?

Segundo, a la hora de buscar culpables: ¿no lo serán las ambiciones enfermizas de los padres de las niñas? Muchas veces son ellos, los que empujan a sus hijas -y, con cada vez mayor frecuencia, hijos- a tomar parte en las elecciones de esta clase. Por si fuera poco, generalmente no ven nada inapropiado en el hecho de que sus tesoros se vean demasiado “adultos” para su edad. “Si a ella le gusta esto, no tengo nada en contra”: parece ser su frase preferida.

En cuanto a la hermosa Paisley, por más glamorosa que se vea bailando e interpretando delante del jurado, ni siquiera los más elaborados de sus looks pueden compararse con la inocencia y dulzura que podemos ver en su cara cuando no lleva maquillaje, pestañas y fuerte bronceado artificial. De momento, sin embargo, gana la fama justamente gracias a esos complicados retoques.

¿Cuál es tu opinión sobre los concursos de belleza infantil? ¿Los consideras divertidos e inofensivos, o te parecen demasiado exagerados? ¿Cómo crees que ha cambiado la idea de la niñez y de la temprana juventud desde el principio de la década de 2000? Finalmente, ¿cuál de las encarnaciones de Paisley Langworthy te resulta más aceptable? ¡Cuéntanos en los comentarios!

Fuentes: Pixabay / Instagram @paisleylangworthy