Hace 10 años falleció el Rey del Pop: ¡a la luz salen nuevos detalles sobre su muerte! - Newsbeens.com

Hace 10 años falleció el Rey del Pop: ¡a la luz salen nuevos detalles sobre su muerte!

Pese a que la noticia sobre la inesperada muerte de Michael Jackson (f. 50) sacudió el mundo entero hace ya una década, muchos de sus fanáticos más devotos no logran asimilarla hasta el día de hoy. Los medios no ayudan a arreglárselas con el luto: aunque el artista más icónico de todos los tiempos ya no está con nosotros, su vida y muerte siguen generando controversias… y, hasta cierto punto, no es de extrañar.

Siendo el personaje famoso que más dinero gana incluso a pesar de su fallecimiento (ya que todos los rankings que tratan del tema cada año demuestran que sus ingresos post mortem superan hasta los de Elvis Presley), y habiendo dado mucho que hablar a lo largo de su impresionante carrera, es poco probable que el autor de “Billie Jean” realmente pueda descansar en paz.

El 25 de junio de 2009 el médico personal de Michael Jackson llamó la ambulancia a una mansión alquilada por el astro en Holmby Hills, Los Ángeles. El doctor Conrad Murray fue incapaz de devolverle a la vida a pesar de pasar varios minutos intentando resucitarlo. Una vez en el hospital UCLA Medical Center, los paramédicos seguían tratando de revivirlo durante más de una hora. A pesar de sus esfuerzos, el cantante fue declarado muerto a las 2:26 PM.

“Muerte súbita por paro cardíaco” fue la supuesta causa oficial de la tragedia, hecha pública posteriormente. No obstante, ya que en el siglo XXI pocas personas pierden la vida a la edad de tan solo 50 años, la fiscalía decidió mirar caso de Jackson más de cerca y la policía anunció el comienzo una investigación al respecto. Lo que nadie sabía en aquel momento fue que el macabro escándalo acababa de empezar.

Los resultados de la autopsia

De acuerdo con el informe publicado en octubre del mismo año por el médico responsable por llevar a cabo la autopsia del músico, ninguno de sus órganos internos tenía defectos, y en su cuerpo no se ha descubierto rastros de estupefacientes. El difunto vocalista tenía pequeñas cicatrices detrás de ambas orejas, sobre la nariz, en el cuello, en las manos y en una de las muñecas.

Asimismo, fue revelado que el artista intentaba cubrir las primeras muestras de su calvicie frontal con un extenso tatuaje. El forense encontró también despigmentaciones en la piel del torso, abdomen, rostro y las manos, así como ciertos cambios causados por la artritis en la parte inferior de su espalda y algunos dedos. Esos fueron los únicos detalles compartidos con las desconsoladas masas.

Más dudas

La pregunta que muchos empezaron a hacerse fue: ¿cómo una persona con un corazón supuestamente sano pudo morir a causa de un infarto? Las primeras sospechas pronto fueron relacionados con el misterioso médico de Michael. El hombre no solo fue empleado por el artista semanas antes de la tragedia, sino también se comportaba de manera extraña antes e inmediatamente después de su deceso.

En noviembre de 2011, después de una investigación de 2 años, Conrad Murray fue declarado culpable del homicidio involuntario del Rey del Pop. En la corte pudo demostrarse que el médico decidió administrarle propofol: un fuerte calmante que no debería ser usado en el ámbito doméstico. Condenado a 4 años de cárcel, gracias a su buena conducta salió libre en cuestión de dos.

Documental británico

No menos chocantes que las de hace diez años resultan ser las revelaciones más recientes relacionadas con la muerte de “Jacko”. El sábado pasado, una de las cadenas televisivas británicas por primera vez emitió un nuevo programa documental centrado en las inquietantes circunstancias de su fallecimiento. Si ya su título -“Killing Michael Jackson”- conlleva controversias, su contenido las supera con creces.

Desde hace unos días, los periódicos europeos llenan sus páginas con descripciones que lanzan una nueva luz sobre todo el asunto. Para colmo, los autores del programa por primera vez dan la voz a los mismos detectives y médicos que quedaron asignados para el caso de MJ en 2009. Algunos de los detalles pueden provocar por lo menos piel de gallina…

Nuevos detalles

En el programa se presta atención especial al lugar donde el inventor del “paso lunar” fue atendido antes de perecer. Aparentemente, la habitación no tiene nada que ver con una típica sala de hospital. “Había hojas de papel pegadas por todas partes del cuarto, sobre los espejos, sobre las puertas… No sé si lo que ponía en ellas eran letras de las canciones.”

“Algunas sonaban como poemas. La habitación usada por Michael para curarse o paliar los dolores no era un espacio típico, destinado a la hospitalización”, revela en el programa un tal detective Martínez. “Sobre la cama había una portátil, una muñeca realista, fotos de unas publicidades protagonizadas por niños…”, agrega al cabo de un momento.

Sus palabras terminan siendo tan impactantes que por momentos hasta parecen mentira. “Sabíamos que Murray dejó de resucitarlo, o comenzó a realizar CPR después de haberlo limpiado todo”, explica el funcionario. “Tardamos 48 horas en darnos cuenta de que se trataba de algo mucho más complicado que una sobredosis de medicinas”. Los investigadores indican que incluso el desorden contenía pistas.

Los hombres entrevistados en el documental resaltan que casi todos los frascos y envases de las pastillas y sustancias medicinales encontrados en la escena estaban vacíos. No cabe la menor duda de que los creadores del programa se han propuesto revolucionar la idea a la cual todo el mundo ya se había acostumbrado: intentan demostrar que la muerte del músico no fue un accidente.

¿Para qué hacerlo?

Los que dudan en el sentido de dicha producción, tienen que recordar que Michael Jackson perdió la vida cuando sus tres hijos todavía eran muy pequeños. Si bien los varones –Prince y “Blankett” quien hace poco cambió de nombre y en la actualidad se conoce como Bigi– lograron volver a la vida relativamente normal, su hermana Paris todavía no deja de luchar contra sus propios demonios.

En más de una ocasión, afectada por las horribles acusaciones lanzadas hacia su querido padre incluso años después de su deceso, la joven estuvo al borde de la muerte. Pese a que trataba de encontrar la paz reencontrándose con su madre, Debbie Rowe, se enfrentó a una severa depresión. Otra persona que llora la muerte de Michael hasta el día de hoy es su adorada madre.

Tanto durante, como después del juicio en contra del negligente médico, la desconsolada pero siempre calma Katherine Jackson daba entrevistas en las que exponía que una condena de 4 años por asesinato no era un verdadero castigo… Sea cual sea la verdad acerca del triste final del Rey del Pop, debería salir a la luz, por el bien y la tranquilidad de ellos y todos los que no imaginaban sus vidas sin su ídolo.

Por más que podemos no llegar a saber cómo transcurrieron sus últimos momentos, una cosa que queda clara como el agua. Da igual lo que digan sus críticos y adversarios: la leyenda del venerado cantante seguirá viva entre los amantes de música durante mucho más que la siguiente década. Esperemos que los próximos diez años sin él sean al menos un poco menos chocantes. ¡Descansa en paz, Michael!

Fuentes: The Sun / Instagram / Pixabay