Todo lo que querías saber de la rubia que interttumpió la final de la Champions League - Newsbeens.com

Todo lo que querías saber de la rubia que interttumpió la final de la Champions League

Es muy probable que los que pudieron ver la final de la Liga de los Campeones de este año, no lo olviden por más de una razón. En el tan esperado partido decisivo que tuvo lugar el 1 de junio de 2019 en Madrid, el equipo de Liverpool ganó contra Tottenham 2:0. Pero aunque fueron los británicos, quienes terminaron llevándose  a casa el trofeo de la UEFA, lo que más atención atrajo durante el enfrentamiento futbolístico poco tuvo que ver con el deporte en sí.

En un momento del partido, el campo fue invadido por una joven mujer que llevaba puesto un atrevido bañador negro y unas zapatillas deportivas blancas. El shock principal de los espectadores fue rápidamente sustituido por la furia de los jugadores: aunque desde luego no fue la primera vez que algo así pasaba, la flamante modelo -además de su cuerpo- ostentaba un logo sobre el traje de baño y…

…definitivamente, aprovechó la oportunidad para hacer publicidad. Aunque fue expulsada de la cancha prácticamente de inmediato, se tomó su tiempo para saludar al público, mandarles unas cuantas sonrisas a los agentes de seguridad envíados a sacarla del campo y, sobre todo, exponer sus curvas. Por si fuera poco, ¡su plan de hacerse famosa al parecer funcionó perfectamente bien! A continuación, te contamos todos los detalles.

Según han podido investigar los medios de comunicación que pasaron la noticia sobre su hazaña a las masas, hasta hace poco la belleza de ojos claros fue solamente una de muchas chicas con ganas de hacer una gran carrera publicando sus fogosas fotos en las redes sociales. Pero ya que de momento cualquier persona puede convertirse en una modelo de Instagram, las mujeres tienen que ser más creativas que nunca para destacar.

A Kinsey Wolanski, porque así se llama la valiente invasora, le sirvió de mucha utilidad el hecho de estar en una relación sentimetal con un youtuber ruso, Vitaly Zdorovetskiy, quien  se ha ido ganando su (mala) fama desde que cumplió 18 años de edad y comenzó a participar en los vídeos para adultos. Desde entonces, también empezó a llenar su canal de YouTube con numerosos “pranks” que -aunque por lo general eran unas bromas pesadas y de mal gusto- le aseguraron ganancias fijas e hicieron crecer su popularidad en Internet.

Arrestado en más de una ocasión y denunciado tanto por algunos de sus seguidores, como por las personas que sin querer quedaban involucradas en sus pranks, el hombre no tuvo problemas con invadir el campo de fútbol durante la final de la Copa Mundial de 2014 en Brasil. Teniendo en cuenta tales antecedentes, lo que acaba de hacer su novia tampoco debe extrañar: y sobre todo porque en su caso infringir la ley resultó más que rentable.

La cuenta administrada por Kinsey en Instagram, que antes de su travesura madrileña contaba con 230 mil seguidores, durante una sola noche llegó a ser observada por más de 2 millones de personas. Si bien poco después fue eliminada de la red, no tardó en volver a aparecer como activa. Para colmo, aunque los expertos aseguraban que la despreocupada joven quedaría multada con hasta un millón de euros, al final hasta eso le salió barato.

El portal “Marca” indica que la rubia fue multada con tan solo 5 mil euros por la UEFA. Otros 10 mil le fueron impuestos por la policía local, en relación con el hecho de hacer publicidad a una página web con el contenido para adultos. Al fin y al cabo, el canal cuyo nombre figuraba en su apretado atuendo pertenece a Vitaly, quien no va a sentir demasiado la pérdida de una suma tan reducida.

Lo más asombroso en toda esta historia parece ser la edad de la parejita: el ruso y la estadounidense tienen 27 y 22 años respectivamente y, para la sorpresa (y el enfado) de muchos, después de la final de la Champions ambos siguen ganando seguidores. La que al decidir interrumpir el partido hizo un negocio de su vida fue, sin lugar a dudas, Kinsey, y ni siquiera hace falta esforzarse mucho para poder probarlo. ¡Sigue leyendo y entérate de todo!

Además de que actualmente el número de sus seguidores en Instagram está llegando a 3 millones (¿y a quién no le hubiera gustado sumar 1 770 000 fanáticos a sus redes sociales en poco más de una semana?), y en la Red aparecen cada vez más noticias relacionadas con su vida, la jovencita -al igual que su “otra mitad” tiene incluso una página propia en Wikipedia. ¡No es broma!

Si siempre has creído que para poder ser mencionado en esa enciclopedia más grande del mundo virtual hace falta hacer algo realmente digno de ser recordado, tienes que admitir que los tiempos van cambiando a la velocidad de la luz. La bella americana acaba de demostrar que últimamente basta con disponer de un poco de valor y una apretada prenda para merecer éxito a nivel mundial. Entonces, ¿qué es lo que se sabe de ella y cómo llegó adonde está ahora?

Resulta que, además de bloguera, Wolanski -cuyo apellido indica que entre sus antepasados también hay eslavos- es “modelo de trajes de baño”. En el año 2017 salió octava en las elecciones de “Miss Jetset”, apareció en la portada de la revista “BLVD” y en diversas sesiones de fotos para “Maxim”, “Sports Illustrated” y “FHM”. Asimismo, a principios de 2019, junto con su excéntrico novio y un grupo de otros influencers, protagonizó una película de terror “Slasher Party”.

Pero aunque muchos dudan en la posibilidad de su entrada en la primera liga de actrices o supermodelos, la emprendedora muchacha ya tiene planes para el futuro. Preguntada, asegura no estar arrepentida de haber interrumpido aquel importante partido. De hecho, es bastante probable que volverá a hacer lo mismo. Sus explicaciones al respecto son asombrosamente sinceras. ¿Quieres saber cuales son sus objetivos?

“Antes de llegar a los 30 quiero tener suficiente dinero para poder jubilarme, y lo que pasó en la final de la Liga me va a ayudar mucho en ello” -expone-. “Pienso hacer mucho más que eso para promocionar mi perfil”, añade sin tapujos. Por más que su seguridad de sí misma es digna de admiración, lo que les gustaría saber a sus críticos, es con qué más podría sorprender al mundo entero una persona que acaba de salir con el trasero al aire delante de millones de espectadores…

Mientras tanto, la modelo pretende hacer todo el uso posible de su tan repentino éxito y ni siquiera piensa disculparse ante nadie. “De repente me hice famosa en todo el mundo y comenzaron a llegarme montones de ofertas de trabajo. A nadie le hice daño, solamente fue una diversión: al público le gustó verme, e incluso los policías se sacaban fotos conmigo”, cuenta entusiasmada. Por si todo esto fuera poco, aquí no termina la controversia.

Pese al hecho de quedar expulsada del Estadio Metropolitano inmediatamente después de haberse metido en la cancha, al día siguiente Kinsey reveló mediante su cuenta de Twitter que la decisión de infringir las reglas del fútbol le ganó el reconocimiento… de los organizadores. Por la tarde del 2 de junio, emocionada, publicó un cortó vídeo en el que presentó una entrada honoraria que le fue regalada por “un hombre dulce que trabaja para la UEFA” en el aeropuerto. 

Todo ello parece indicar que la escultural estadounidense no tardará en hacer realidad sus sueños de ser famosa. Y si, por alguna razón, no logra cumplir esta gran meta, siempre puede seguir multiplicando el dinero que ya posee realizando las tareas de “mujer de negocios, agente inmobiliaria e inversionista”, como es presentada en Wikipedia. Por suerte, también puede contar con el apoyo de su pareja, quien desde el principio de su noviazgo no para de consentirla.

Si te interesa conocerla un poco más y echar mirar su voluptuoso cuerpo más de cerca, puedes encontrarla en Instagram, donde desde hace unos días publica fotos y mensajes de “motivación”, animando a la gente a hacer cosas locas y prohibidas sin remordimientos. ¿Qué te parece su manera de pensar y actuar? ¿Crees que logró entrar en la farándula para quedarse?

Fuente: Instagram (@kinsey_su_, @kinsey_sue, @sue_kiinsey, @vitalyzdtv)