Las 8 estrellas más odiadas por sus aires de superioridad - Newsbeens.com

Las 8 estrellas más odiadas por sus aires de superioridad

ja

Incluso siendo perfectamente conscientes de que sus vidas -repletas de privilegios- ni se comparan con la mayoría de las personas comunes, las mujeres famosas a menudo se comportan como si para ellas esto no fuera suficiente e intentan ostentar su posición y poder mediante su comportamiento. Aunque cueste creerlo, las 8 bellezas de las que leerás a continuación en la vida real no son tan dulces y buenas como aparentan. ¡Algunas tienen unos aires de superioridad importantes!

th

1. Katherine Heigl

La delicada rubia conocida principalmente por interpretar uno de los papeles principales en la serie de televisión “Grey’s Anatomy” (por lo que llegó a ganar hasta un Emmy y fue nominada a los Globos de Oro en dos ocasiones) es la que abre la lista.  No te dejes engañar por su aspecto de angelito: ¡todo indica que en realidad no lo es! Su mala fama en la industria se debe a la manera de tratar a los que trabajan con ella.

kh

Tanto en el set, como fuera de él, a menudo critica los guiones, se mofa de la actuación de otros actores y causa problemas cuando los productores no cumplen con sus expectativas. Harto de los esfuerzos que la actriz ponía en ser “desesperadamente difícil”, uno de los cineastas incluso escribió un ensayo titulado: “Por qué odio a Katherine Heigl” ¡en su blog! No es por nada que desde el 2017 hasta hace poco no recibía ofertas de trabajo…

kh

2. Lea Michele

Quieras que no, la poseedora de una de las voces más características de la televisión también pertenece a este pequeño grupito. La joven responsable de dar vida al personaje de Rachel Berry en la serie musical “Glee” (y raramente empleada en proyectos más ambiciosos) realmente se cree una diva, desde el estreno de la primera temporada.

lm

Según los tabloides, Lea se convirtió en una verdadera pasadilla para los creadores del musical televisivo todavía en el año 2009. Conflictiva y fuertemente convencida de su valor para el show, con frecuencia se metía en riñas con su compañera de plató, Naya Rivera, e incluso desató furia de una de las artistas invitadas, Kate Hudson. ¿Será por eso que -sacando dos temporadas de “Scream Queens”- su carrera está en un punto muerto?

lm

3. Gwyneth Paltrow

Proceder de una familia conocida y respetada en Hollywood durante generaciones puede hacer que los humos se suban a la cabeza, es cierto. El problema con Gwyneth es que ha logrado molestar a tantas personas de la industria que le puede ser imposible volver a ser percibida de manera “normal”. Además de ser extravagante y presumida en relación con su estatus de estrella, Paltrow es conocida por no tener pelos en la lengua.

gp

Así, ha hablado mal sobre Reese Witherspoon y Scarlett Johansson, después de cumplir 45 se jactó de tener “trasero de una bailarina de 22 años de edad”, y creó un sitio web llamado Goop, donde hasta el momento presenta menús y atuendos que cuestan miles de dólares… Para colmo, la forma de sus publicaciones indica que realmente cree que todo el mundo puede permitírselos. ¡Y le importan un bledo las críticas al respecto!

gp

4. Beyoncé

Desde luego, en este artículo no pueden faltar cantantes. La ex integrante del grupo Destinys Child apodada “Queen B” por sus fanáticos, al parecer se cree una reina de verdad: y este comunicado lo transmite de tal forma que algunos sospechan que desde hace años está viviendo en alguna suerte de un universo paralelo. Su impresionante voz y el hecho de ser esposa del magnate de Jay Z hacen que sea realmente difícil soportarla.

bk

Por lo menos una vez al año la prensa publica las normas con las que tienen que cumplir los organizadores de sus conciertos. Para el del Super Bowl de 2013, por ejemplo, la estrella requirió que todo su equipo llevara puesta la ropa de algodón, los muebles, sofás y las paredes de su apartamento tenían que ser de color blanco. El papel higiénico: solo de color rojo. La temperatura del agua mineral servida a Bey no podía pasar de 21 grados, y para tomarla necesitaba sorbetes hechos de titanio ($800 por unidad). Apostamos que ni siquiera Isabel II es tan demandante…

bk

5. Jennifer Aniston

Esta sí que es una sorpresa… Resulta que la estrella a la que todos asociamos principalmente con el papel de la adorable Rachel Green del clásico sitcom “Friends”, con el paso del tiempo también ha perdido gran parte de su carácter amable y encantador. Muchos creen que el cambio se produjo después de su divorcio de Brad Pitt, anteriormente pillado en el medio de un amorío con la despampanante Angelina Jolie.

ja

Independientemente de sus motivos, la actitud demostrada por la actriz hacia sus compañeros de trabajo desde hace años deja mucho que desear. Según se dice, la belleza de ojos azules se considera tan excepcional que durante el rodaje ni siquiera come con los demás miembros del equipo. Además, lo que le hace aparentar aun más fría y distante es que siempre viaja en coches y aviones privados, y es muy tajante a la hora de poner exigencias.

ja

6. Jennifer Lopez

Otra estrella que se suma a ellas es la “Diva del Bronx”, quien desde hace décadas triunfa tanto en la industria de cine, como en la música. Aunque delante de las cámaras JLo da la impresión de sensible y delicada, los que han podido colaborar con ella unánimamente admiten que su rasgo principal es no aceptar un “no” por respuesta en cuestiones laborales. ¿Se necesitan ejemplos?

jl

Ya que Jenny se distraía con facilidad en el rodaje de “Qué esperar cuando se está esperando”, a todos les quedaba terminantemente prohibido hablarle directamente durante las grabaciones. A los miembros del equipo les tenía que bastar con la ayuda de sus varios asistentes (quienes, dicho sea de paso, trabajan durante 12 horas diarias, 6 días por semana). De acuerdo con lo que se escucha tras las bambalinas, su índole arrogante y volátil tampoco ayuda…

jl

7. Megan Fox

Aunque debutó en el año 2001, atrajo la atención de los espectadores a nivel mundial después de formar parte del elenco de las dos primeras partes de “Transformers”, donde interpretaba el personaje de Mikaela Banes. Su ideal aspecto físico, sin embargo, poco tiene que ver con la naturaleza de esta joven actriz. ¡Aparentemente Megan no sabe mantener la boca cerrada!

mf

Poco después del comienzo del rodaje de la tercera parte de la saga que le catapultó a la fama, en una entrevista, tachó de dictador a su director, Michael Bay. Poco después fue revelado que sus palabras le molestaron al cineasta y quedó despedida y sustituída por Rosie Huntington-Whiteley. Más tarde salió a la luz que siempre llegaba al set con retraso e interrumpía el trabajo con una sorprendente regularidad…

mf

8. Salma Hayek

La llamada guinda del pastel es la fogosa morena, nominada a todos los importantes premios de la industria cinematográfica por su interpretación de Frida Kahlo en la película de 2001, “Frida”. Desde que en 2009 se casó con un multimillonario francés Francois-Henri Pinault su actitud hacia los demás cambió drásticamente: la querida por todos “Salmita” de siempre dejó de existir.

sh

Pese a que sus humos sean más bien un secreto a voces, no faltan quienes describen a la estrella como altanera y prepotente. Desde los empleados en los aeropuertos hasta sus asistentes, todos indican que Hayek por lo general irradia la superioridad y a todos los que se topan con ella les trata con bastante desprecio… Para luego quejarse de ser víctima del “racismo anti-mexicano” en los tabloides. Y pensar que un poco de buenos modales resolverían el problema…

Fuentes: Instagram (@salmahayek, @jlo, @jennifer_aniston_the_official, @meganfox, @gwynethpaltrow, @beyonce, @leamichele, @katherineheigl) / Unsplash / Growskunk.com

sh