La sorprendente verdad sobre la vida de Meghan, Duquesa de Sussex - Newsbeens.com

La sorprendente verdad sobre la vida de Meghan, Duquesa de Sussex

meg

Desde hace unos días, las miradas del mundo entero están dirigidas hacia la realeza británica y el nuevo integrante de su familia. El 6 de mayo, el hijo menor del Príncipe Carlos y la Princesa Diana de Gales se convirtió en padre por primera vez. El nacimiento del pequeño Archie Harrison Mountbatten Windsor ha atraído la atención de todos los que hasta el momento demostraban un enfermizo interés en las informaciones relacionadas con… su madre.

meg

Empecemos por el hecho de que la actual Duquesa de Sussex nunca ha tenido nada que ver con la realeza. Si bien desde que el tío de la Reina Isabel abdicó para poder pasar su vida con Wallis Simpson los británicos están relativamente acostumbrados a ver a los representantes de la Casa Windsor enamorados de la “gente común”, existen numerosas razones por las que Meghan Markle está en la boca de todos desde el momento en el que se anunció su compromiso con Enrique.

meg

Al no estar familiarizada con las complicadas reglas y el protocolo por los que se rigen los miembros del clan de Su Majestad la Reina, la flamante actriz estadounidense mete la pata con demasiada frecuencia. Aunque cueste creerlo, su vida no es una cama de rosas… ¿Cuáles son sus errores más graves? ¿Qué tendría que hacer para encajar con los parientes de su esposo? ¿Le será posible hacerlo? Te lo contamos todo a continuación.

meg

El nombre completo de la mujer que conquistó el corazón del pelirrojo más característico de Inglaterra es Rachel Meghan Markle. Por algún motivo, sin embargo, decidió omitir el primer componente de su apelativo por el bien de su carrera laboral. Curiosamente, el personaje de la popular serie de televisión “Suits” con el que se le asocia más a menudo -Rachel Zane- lleva su propio nombre de pila.

meg

Antes de conocer al príncipe Enrique, el trabajo de Meghan era su vida. Al ser hija de un director de fotografía e iluminación, Thomas W. Markle, y Doria Ragland, quien durante varios años se ganaba la vida como maquilladora profesional, la actual Duquesa de Sussex ha tenido oportunidades de sobra para sentir atracción por el cine. De hecho, incluso su primer gran amor tenía que ver con dicho ámbito…

meg

Un dato ignorado por muchos es que el hijo menor de Carlos y Diana es el segundo marido de la emprendedora estadounidense. Antes de entrar en la familia real, estuvo felizmente casada con el director y productor Trevor Engelson. Por desgracia, su unión de 9 años dejó de existir todavía en 2013. Poco después, el joven príncipe apareció en su vida… ¡Y el resto ya es historia!

meg

Cabe destacar que Markle no es la primera mujer divorciada que hoy forma parte de la realeza: a este pequeño grupo se suma también su actual suegra, Camila de Cornualles (a quien, de acuerdo con lo que exponen los tabloides, no le cae nada bien la nueva nuera), mundialmente conocida como la razón tangible de la tormentosa separación del Príncipe Carlos y la difunta Diana de Gales.

meg

Y aunque se podría creer que lo más importante es que los jóvenes duques se amen, en la corte británica tristemente no hay mucho lugar para los sentimientos. El mayor problema de Meghan es la polvareda que levantan sus meteduras de la pata relacionadas con el protocolo oficial. Prácticamente todo lo que hace y dice la estadounidense está siendo criticado no solo por la prensa inglesa, ¡sino también por el pueblo!

meg

Gracias al meticuloso análisis llevado a cabo por numerosos observadores de la nuera del heredero al trono, sabemos por ejemplo que aunque en las fotografías Markle debería lucir seria y enfocada, el efecto que logra es completamente opuesto. Su actitud serena y amigable parece molestar a los “conocedores” de las regulaciones cortesanas más de lo debido.

meg

Al mismo tiempo, más de una vez fue reprochada por los medios de comunicación por no hacer caso al protocolo diplomático durante los eventos oficiales. Después de aparecer vestida de traje diseñado por Alexander McQueen en una gala donde las mujeres llevaban vestidos largos quedó claro que incluso una elección correcta de atuendo puede provocar descontento a nivel nacional en Gran Bretaña.

meg

Por si fuera poco, todas las veces que decidió aparecer en público con los hombros al descubierto también fue puesta a parir. Al fin y al cabo, los buenos modales impiden que los miembros del clan de los Windsor ostenter el cuerpo. Dicho sea de paso, tampoco permiten que una persona de clase tan alta cierre la puerta del coche sin la ayuda de una persona indicada para ello… ¡Y a Meghan simplemente no le sale dejarla abierta!

meg

En ocasiones, incluso la manera “llamativa” de cruzar las piernas cuando toma asiento, o los intentos de agarrar la mano de su marido en presencia de otra gente son consideradas faltas de respeto hacia la noble monarca. Para colmo, otra fuente de escándalos y polémicas supone la vertiginosa vida privada de la ex actriz…

meg

Desde que su relación con Enrique dejó de ser un secreto, los medios comenzaron a publicar informaciones relacionadas con la supuesta naturaleza “calculadora y fría” de la mujer. Por ejemplo, inmediatamente se supo de unos amigos suyos que aprovecharon la oportunidad para calumniarla y contar que al enamorarse del príncipe dejó de comunicarse con ellos.

meg

Desgraciadamente, se puede decir mucho también sobre los conflictos existentes en su propia familia… La única persona que hace un año atendió la boda real fue la madre de Meghan. El padre decidió no aparecer, después de quedar pillado intentando vender fotos privadas de su hija sin su consentimiento, por una gran suma de dinero. Al final, ¡fue el Príncipe Carlos, quien accedió a acompañarla hasta el altar!

meg

Sus hermanastros, a su vez, hicieron todo lo posible para amargarle el tiempo anterior al casamiento con sus ridículos reclamos. Las cartas dirigidas a Harry (y llenas de insultos), las entrevistas (repletas de veneno) y las descabelladas publicaciones con las que llenaron sus redes sociales le ayudaron a la futura duquesa a excluirles de entre los invitados a la ceremonia.

meg

No obstante, nada pudo superar la filtración de unas fotografías comprometedoras a tan solo dos meses de la boda. En ellas, se podía apreciar a la actriz en una playa, en compañía de unas amigas. Las mujeres posaban tomando tragos, sonriendo y… topless. Decir que el lío que provocó en los medios dicho “descubrimiento” supero los jugosos detalles del del infame romance de Carlos y Camila, es no decir nada.

meg

Los críticos más acérrimos de la integrante estadounidense de la familia real le echan en la cara sin ambages incluso el detalle de la procedencia. Como hija de una afroamericana, Meghan Markle -y, por consiguiente, sus hijos con el príncipe Harry- se convierten en los primeros miembros de la casa Windsor de raza mixta. Por fortuna, hasta el momento la Duquesa de Sussex parece no prestar atención a las malas lenguas.

meg

El gran interés que demuestra por el tema de los derechos de las mujeres, la idea de mejorar la calidad de vida de las personas afectadas por extrema pobreza en todo el mundo y los esfuerzos que pone en llevar a cabo el proyecto de asegurar el acceso al agua potable a todos los países africanos le dejan muy poco tiempo para hacer caso a los que disfrutan de juzgarla sin parar.

meg

Para terminar, una sorpresa. Pese a todo el alboroto que rodea a la americana, la Reina, aparentemente, disfruta de su compañía a más no poder. Hace unos meses, la prensa reveló unas fotografías en las que la noble monarca charlaba con la mujer de su nieto menor ¡riéndose a carcajadas! ¿Será que el carácter transparente y despreocupado de Meghan Markle un suavizante perfecto para la rigidez y la seriedad de los británicos?

Fuente: Instagram (@meghanmarkle8 / @meghanmarklest / @sussexroyal / @duchessesofuk / @portalestrelando / @lips_ve / @emarule / @shadigamel )

meg