Individuos que nos hacen perder la fe en la humanidad

Equivocarse es de humanos. Esto es algo que queda muy claro para todos. Sin embargo, retratarlo supera las expectativas de cualquiera. Desde que las redes sociales se inundaron de personas haciendo estupideces el número de cibernautas con cuenta propia se ha multiplicado considerablemente. Para muchos estas son su periódico, el que les acompaña mientras desayunan o al esperar la cola del comedor. Para colmo, los protagonistas de estas imágenes parecen no avergonzarse en absoluto y el resultado son fotos desternillantes como las que se muestran en la galería fotográfica de hoy. ¿Estás preparado?

1 de 15. El depósito de la gasolina está más atrás, cielo. Estas dos jóvenes estaban encantadas con haberse puesto de acuerdo para llevar los mismos atuendos que decidieron hacerse una instantánea en la gasolinera. No obstante, la chica de la izquierda, que agarraba la manguera para repostar carburante debería tener un poco más de cuidado, pues estaba a punto de derramar un material altamente inflamable en la puerta de su carro. Es mejor que nos concentremos en ciertos momentos…

2 de 15. Abuela, la estás usando del revés por eso no sale la foto. Esta mujer no comprendía exactamente el funcionamiento de la cámara digital. Como vio una gran pantalla en un lado, creyó de alguna forma que era el objetivo, pero nada más alejado de la realidad. Sin embargo, en poco tiempo se dará cuenta de cuál era la parte apropiada para retratar, pues el flash le impactaría fuertemente. Esperemos que no haya perdido la visión por no entender las nuevas tecnologías. Si nos fijamos bien podemos ver su ojo en grande…

 

3 de 15. Cuando dejas a tu hijo que aprenda a comer solo. A cierta edad los infantes tratan de hacerlo todo como sus progenitores, imitándoles a la vez que aprenden los hábitos básicos. Pero a veces es mejor no perder de vista a los más pequeños, pues pueden tener más de un fallo “técnico”. El joven que aparece en el tercer apartado de nuestro listado estaba tomando la merienda cuando se decidió a beber un sorbo de un refresco, pero por el lugar equivocado. El resultado fue todo el líquido tirado por el suelo…

4 de 15. Lo curiosos es, ¿cómo se mantiene el cucurucho de pie? La muchachita del cuarto apartado de nuestro artículo hizo una broma muy chistosa con el cono que su progenitor le había comprado, el cual no perdió detalle de la escena en ningún momento. Y es que parece que la niña sacó un helado de su nariz, como si fuera un largo moco. Aunque los más pequeños no deberían jugar con la comida, el resultado final merece bastante la pena. Su papá estará bien orgulloso, no sabemos si la madre coincide…

5 de 15. Así la pasan la mayoría de los universitarios en clase. Los dispositivos electrónicos están tan presentes en nuestras vidas que nunca fue más fácil perder el tiempo y evitar estudiar en las aulas como en el pasado. Este hombre se dedicaba a usar la plataforma “Netflix” antes de una exposición a la que había acudido como público. Esperemos que cuando el evento empezara desconectara la tablet y se centrara en la vida real y no tanto en el contenido audiovisual de una serie…

6 de 15. Cuando te hartas de que tu madre te diga que no andes descalzo y te pongas los zapatos. Esta imagen causa una sensación bastante desagradable, debido al poco sentido que tiene todo. Quizás el motivo de la instantánea se deba a un tributo para esos momentos en los que has llevado tanto unas playeras que las suelas acaban casi destrozadas. Hay mucha gente que hasta que no lleva así su calzado no se decide a comprar otro. Bueno, quizás este punto sea muy exagerado.

7 de 15. Del trabajo al fisioterapeuta, seguro. En los trabajos de oficina los empleados pasan numerosas horas sentados enfrente de un ordenador, con lo que es imprescindible aprender a mantener una buena posición en la silla y escritorio. De lo contrario, podríamos originar diversos problemas en nuestros huesos y músculos, principalmente de la espalda. El varón que vemos aquí tenía la mesa un poco más elevada de lo adecuado, adquiriendo una postura bastante incómoda y dolorosa a largo plazo…

8 de 15. Cuando te dicen que no tienen vaso para llevar. Lo único que salvaría a este muchacho de no hacer un completo ridículo sería que en realidad fuera una especie de homenaje al gran Groucho Marx. Hablamos de uno de los diálogos más memorables del largometraje “Un día en las carreras”, en el que el protagonista recordaba como había bebido del calzado de una bella dama. “La noche en que bebí champaña en tu zapato… dos litros. Hubiera cabido más, pero llevabas plantillas.”

9 de 15. Cualquiera come ahí ahora. Las normas de higiene de más de un restaurante de comida rápida deja mucho que desear. Los trabajadores, con tal de acabar su jornada laboral más rápido, utilizan todo tipo de trucos para librarse antes. En este caso vemos como un chico usa una fregona para limpiar las mesas, un instrumento con el que antes había fregado todo el suelo de las instalaciones. Desde luego sería mejor evitar comer en lugares de este estilo. Así estaremos lejos de los gérmenes…

10 de 15. Dicen que si te pones la ropa del revés es que te van a regalar algo. A él le toca la lotería, mínimo. ¿En qué momento llegó a ponerse unos pantalones al revés y no fue consciente de ello? Un claro ejemplo del sueño con que la gente sale de sus casas hacia los centros de estudio o trabajos. Para cuando se dio cuenta de que había dejado la cremallera en la parte de atrás, era demasiado tarde. Una de los individuos más despistados y extravagantes que hemos visto en mucho tiempo. Y hay mucha competencia…

11 de 15. Tú los lunes por la mañana. En los días posteriores al fin de semana, sobre todo a primera hora, es complicado aceptar la realidad que nos ha tocado vivir, y no soñar entre la ducha matutina, el desayuno y el resto de hábitos de la rutina. La persona que hizo la foto dejó claro cómo de dormido estaba aquel día cuando puso pasta dental en el dorso del cepillo de dientes. Un comienzo de jornada bastante malo, igual que levantarnos con el pie izquierdo. Esperamos que al menos se pusiera los pantalones correctamente.

12 de 15. Los domingos en que te acuerdas que no has comprado leche. Los amantes de las galletas harían cualquier cosa para comer este alimento en el punto perfecto después de mojarlo en, normalmente, leche. Sin embargo, no siempre podemos contar con este producto en casa, pero sí con las ganas de disfrutar de este dulce. Entonces, si tenemos un poco de zumo podríamos echar imaginación como la persona de la imagen y creer que es otra cosa. ¿Qué te parece? ¿Lo probarías?

13 de 15. Alguien faltó a clase cuando dieron la lección de las fracciones. Las órdenes que damos en algunas franquicias de comida rápida al realizar nuestro pedido son algo así como los deseos formulados ante un genio de la lámpara. Tienen que estar correctamente expresadas, pues de lo contrario los trabajadores harán lo primero que les venga a la cabeza con tu almuerzo. En este caso preguntaron si podían cortar el bocadillo en 3 partes, pero en ningún momento se dijo que fueran iguales…

14 de 15. Cuando se te rompe la pantalla del móvil y ya te da igual todo. Hay personas que sacrificarían casi cualquier cosa para disfrutar de una cerveza fría en el campo. Uno de los problemas que les llega a los aficionados al “zumo de cebada” embotellado es precisamente abrir este envase, que normalmente viene tapado con una chapa. A falta de un abridor en condiciones, existen diversos formas para quitar este elemento, y un celular nos puede ayudar con tal empresa. Pensando que hay individuos que las abren con el ojo, no es tan alocado…

15 de 15. ¡Todo un temerario! Desde luego este soldado no tendrá problemas con que el motor de la aspiradora se sobrecaliente, pero si quiere despejar toda la nieve del exterior del edificio, tendrá que vaciar el depósito cientos de veces. La pereza aumenta nuestra inteligencia, pero en este caso el método no vale la pena…

Fuente: Twitter